S.W.A.T.

En mi edificio, además de muchos gatos, hay palomas. Acá, otro de mis vecinos, Chicho, y un par de palomas visitantes que… tienen los minutos contados…


Política exterior

En el fondo de la imagen está mi vecino Candombe (¿lo ven?), un gatazo negro de ojos amarillos que vive en el departamento al lado del mío. Con Mervyn son amigos (Mervyn es tan sociable como un canciller y conoce a todo el mundo), cada tanto se juntan en nuestra terraza a conversar y pasar el rato. Por él supe que Candombe es inteligente y un tipo con experiencia, porque pasea por todos los techos del barrio. Yo nunca pude decirle ni “prrr”, porque cada vez que me ve lo ataca la timidez y desaparece rápido.


Big Brother

En mi edificio, se mire para donde se mire, siempre hay uno de nosotros vigilando.


Mío, mío, miau

“Los gatos nunca son inquilinos. Siempre propietarios.”

Molière

(Un pasillo de MI edificio y, paseando, MI vecino Tosh.)


La pausa

Ya dije que en este edificio viven otros gatos. Muchos no salen de sus departamentos, otros recorren las avenidas que sólo nosotros conocemos y que los humanos miran sin ver. La cornisa que comunica mi terraza con otros edificios cercanos es una de las más transitadas. A veces alguno de mis vecinos se sienta a descansar ahí antes de seguir viaje.